Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus sendas. Proverbios 3:6 (RVC)

Usualmente, nuestras oraciones tienden a ser reactivas en vez de proactivas. Es hasta que ya nos encontramos en medio de dificultades que oramos para que Dios nos ayude a arreglar las cosas.

Pasamos nuestra vida tomando decisiones, escogiendo caminos, armando planes, y esperando para que lo mejor ocurra. A veces nos salen bien las cosas. Pero cuando no, entonces oramos y le pedimos a Dios que nos ayude a encontrar nuevamente el camino.

Sin embargo, ¿qué pasaría si oráramos proactivamente? Es decir, antes de avanzar, antes de decidir o antes de planificar, orar a Dios para que nos guíe y respalde. De esto es precisamente de lo que habla Proverbios 3:6.

Reconocer al Señor en todos nuestros caminos implica darle un lugar en el proceso, y no sólo en las consecuencias. La promesa es que El enderezará las sendas por donde debemos andar. En otras palabras, arreglará el camino antes de que pasemos por el. Eso es proactividad espiritual. A eso se le llama, providencia.

Providencia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.