El primer paso para el fracaso es cometer un error. El segundo paso es no aprender de el.

Un error es pérdida cuando lo tratamos de cubrir, pretendemos que no sucedió, o encontramos alguna excusa para culpar a alguien mas.

Un error es inversión cuando aprendemos y nos adaptamos para no volver cometerlo.

El proceso de aprendizaje es doloroso porque muchas veces implica desmentir percepciones erróneas acerca de nosotros mismos y nuestras capacidades.

Darnos cuenta que no éramos tan buenos como pensábamos no es hacernos de menos, si no es darnos la oportunidad de crecer.

El éxito también es un proceso de dos pasos: El primer paso es cometer un error, y el segundo es aprender de el.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.