Ser intencionales tiene mucho mas mérito de lo que reconocemos.

Responde honestamente, ¿cuántas de las cosas que haces al día las haces por inercia, porque te dijeron, o porque los demás lo hacen? ¿Alguna vez te has puesto a evaluar otras formas de hacerlo? ¿Te has preguntado por qué lo haces? ¿Cómo lo mejorarías? ¿Vale la pena?

Las ideas que mueven, que involucran, que hacen las cosas mejor, y que impulsan el progreso, en su mayoría vinieron de personas que fueron intencionales en resolver problemas.

No te conformes sólo con hacer. La medida de tu trabajo no debería ser sólo completar un check list.

Esta semana haz con intensión. Deja de hacer con intensión. Decide con intensión. Que sin importar lo que te toque hacer, sepas por qué lo haces, y qué esperas de ello.

Sólo así serás parte de los que generan el progreso, en vez de sólo vivir de el.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.