Mientras voy manejando en el tráfico y me quejo que este arruina mis planes, yo mismo soy el tráfico que arruina los planes de los demás.

A veces es mucho mas fácil ver a los problemas como algo exterior, pero muy rara vez tenemos a bien incluirnos en la evaluación. Puede ser porque es más fácil culpar a otros en vez de tomar responsabilidad, o simple despiste.

Cualquiera que sea la razón, cuando obviamos nuestra participación en los problemas, puede ser que estemos ignorando la solución de los mismos.

No estoy diciendo que la solución sea no participar, o no crear, o no atreverse.

Por el contrario, si al hacer alguna de estas cosas evaluamos y nos damos cuenta que nosotros somos parte del problema, justo en ese momento ya tenemos un pie en la solución.

Volvamos un hábito la auto evaluación objetiva. Después de varias correcciones nos vamos a dar cuenta que así como éramos parte del problema, también podemos ser parte de la solución.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.