Cuando en una pareja de esposos, uno de los dos busca o propone intimidad con el objetivo de sacar algo a cambio, no es amor, sino interés. Cuando un amigo está contigo y se hace llamar tu amigo pero sólo porque sabe que de esa manera consigue algo a cambio, no es verdadera amistad.No se siente uno: traicionado, enojado, triste y molesto?

Cuando buscas intimidad con Dios a través de oración y adoración, lo haces por el simple hecho que amas a Dios o para conseguir algo a cambio?

El verdadero amor es incondicional y desinteresado.

Aprovecha hoy un tiempo de intimidad con Dios, porque tienes acceso al Creador del universo y quiere pasar tiempo contigo!

Comentarios (1)
  1. Pingback: Amor desinteresado  — Humanos Eternos – Título del sitio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.