Entendemos que fuimos diseñados por Dios? Y cada parte nuestra fue premeditada por El? Porque quien de nosotros decidió ser como somos? Todo es un regalo (ciertamente inmerecido), de lo cuál me cuestiono: como recibes ese regalo? Indiferencia? Lo das por sentado? Inconforme? Gozoso? 

Y que del regalo de la salvación? 

Dejas que la gracia de Dios te moldee? Poniendo tú todo tu esfuerzo por fe y en amor a Dios para no ser Cristiano de palabra sino de significado, es decir no es ser alguien que cree en Jesus, sino que le cree a Él y busca intensamente ser imitador de El.

Cada día, sientes que has podido decir espiritualmente: he peleado la buena batalla, he corrido la carrera, he guardado la fe? Ánimo, nuevas son sus misericordias y hoy… hoy es un gran día para ser imitador de Cristo por el poder el Espíritu Santo para la gloria de Dios!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.