Cuánto te preocupas y angustias cuando un buen amigo o familiar está muy enfermo? Cuánto clamas a Dios y declaras sanidad sobre su vida? Qué tanto lo deseas? Porqué? Ciertamente porque lo amas… Y qué de la tus amigos y familiares que viven sin el amor de Dios es su corazón? Oras tan fervientemente por su salvación? O acaso no es más importante la salvación de su alma que la de su cuerpo?

No me mal interpreten, Dios puede y quiere sanar, pero sobre todo quiere recuperar y salvar lo que fue perdido!

Hagamos nuestra parte, según los planes de Dios para que muchos lo conozcan, y batallemos de rodillas por misericordia y gracia para todos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.